viernes, 27 de septiembre de 2013

Un poema de Rosario Murillo

Hoy Rosario Murillo es más conocida en Nicaragua por ser la mujer pública con más poder en el país. Como coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía desde que Daniel Ortega, su esposo, retomara la Presidencia de la República en 2007, su figura no ha hecho sino complejizarse más. De sus años de juventud, reproducimos aquí un poema suyo.


Quiero habitar el mundo con silbidos


«No hay nadie, sólo son los árboles» 
Neruda



Volá pájaro en el silencio que navega los ruidos
destruí las bombas y los helicópteros
corré pájaro amigo mensajero
a desvestir de masacres la ciudad camuflada
® Carlos Manuel Ortells
a descobijar de olores perniciosos
de bastardos jueces y jurados
de soldados y tanques y costales de arena
volá pájaro sobre las heridas
de mis hermanos en carne torturados
acurrucate pajarito en esas llagas
empollá esos ojos y dales nuestra vida
tejeme pajarito nidos de esperanza
sobre sus pieles sangrantes
desplumá a los tiranos que cortan las cabezas
silbá tu canto sobre los bozales
embestí arremeté contra este viento amarrado
llená de amor las cenizas pajarito
no dejés el dolor sobre los huecos
dame tu voz y tu color y tus alas
dame tu pico pájaro
para cubrir el mundo con un trino alargado.


Rosario Murillo
Del libro Sube a nacer conmigo (Managua: Ediciones El Pez y la Serpiente, 1977).

1 comentario:

  1. Pobre pajarito tiene que volar a destinos inciertos!

    ResponderEliminar

Opiniones, reclamos, sugerencias, peticiones...

Recibir el contenido del blog en tu correo electrónico